No importa que haya poca luz en un interior, ya sea ese baño, salón o habitación que no está bien iluminada y es oscura.

Si te has encontrado en esta situación y no has podido resolverlo porque la fotografía te ha quedado subexpuesta, puede ser por un motivo, y es la velocidad de obturación. Controlar este parámetro es indispensable, a la vez que fácil, sobretodo si tienes unas pautas bien interiorizadas.

Lo primero que quiero explicarte es que haya poca o mucha luz en ese espacio que vas a fotografiar es relativo, además de depender de la luz natural o artificial. Si dejamos a un lado la visión del ojo humano y nos centramos en cámara podremos encontrar la solución rápidamente ajustando unos parámetros que te voy a contar.

En algunas ocasiones nos encontramos un interior con tan poca luz que hasta nos cuesta distinguir objetos y el tono de las paredes.

¿sabes que puedes conseguir ese espacio con una luz mínimamente adecuada y bien descriptiva en tu fotografía?

¡Adelante, cámara en mano!

Siempre recomiendo a mis alumnos que trabajen en modo Manual de trabajo, ya que esto les va a ayudar a gobernar la cámara y no la cámara a nosotros. Puede parecer complicado, pero con mi método de enseñanza y gracias al sistema digital hacer una foto de interiores nunca había sido tan fácil.

Ahora ya sabes qué tienes que hacer, ¿verdad? Ajustamos el modo de trabajo en M.

Ahora moviendo los diales o ruedecitas, que encontramos en la parte superior o posterior del cuerpo, podremos mover valores como diafragma 2.8, 4, 5.6, 8, 11, 16, 22… y la velocidad 1”, ½, ¼, 8, 15, 30, 60… o números intermedios. El tercer parámetro que encontrarás es la Iso, pero para mover este has de accionarlo antes, desde un botón de la misma cámara (Iso) o desde pantalla.

Te recomiendo que dejes el f8 y el Iso 100 o 200 y no lo muevas más.

Ahora solo te queda la velocidad de obturación, que son los valores de tiempo. Dependiendo del tiempo que escojas realizarás una fotografía más rápida o más lenta. Si hay poca luz tendrás que buscar un valor lento, que puede ser 1” (1 segundo), así durante ese segundo la cámara estará recibiendo luz. A partir de aquí podrás ver si necesitas más o menos luz, solo tendrás que mover la velocidad dependiendo de tus necesidades.

Cada paso hacia un lado u otro capta el doble o mitad de luz. El resultado de la luz captada se denomina exposición.

¿Qué quiero decir con esta breve introducción? Que solo moviendo la velocidad conseguirás la luz que necesitas. Claro que, este tipo de fotografía lo has de realizar con un trípode para que la fotografía no te aparezca movida. Recomiendo trípodes estables y fuertes, pero de momento, si no lo tienes, lo puedes hacer con el que tengas a mano. 

Irás viendo que te encontrarás espacios oscuros y que con solo realizar fotografías a 4” o menos te van a quedar muy bien. Por tanto, para obtener luz dependerás de la velocidad de obturación.

Puedes practicarlo y verás los satisfactorios resultados.

3 comentarios en “Cómo hacer fotos de Real Estate con poca luz”

    1. academiafotografianico

      Sí, el ruido aparece en las zonas donde menos información hay, si a esto añadimos que vamos a dar más luz desde el revelador, lo que ocurrirá que el ruido será mucho más evidente visualmente.
      ¡Un saludo y buenas fotos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
Ir arriba
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.    
Privacidad